Federico de Velasco

Federico de Velasco, benefactor e hijo predilecto de la villa pejina, fundó las Escuelas del Doctor Velasco y un gran colegio para niños con escasos recursos.

El Doctor nació el 18 de julio de 1859 en la villa de Laredo bajo el nombre Federico Manuel Miguel de Velasco como confirma su partida de nacimiento. D. Maximino Basoa Ojeda precisa el lugar exacto del nacimiento en el “segundo piso de una casa que al poniente da con las huertas de la fabrica de pescados de D. Bernardino Ojeda”.

El padre del notable cirujano, Manuel Velasco, era un pintor natural de Carrasquedo y su madre, Rosa Barañano, era natural de Laredo. A los trece años, los padres de Federico de Velasco le sufragaron los gastos para cruzar el Atlántico en compañía de su hermano Aquilino.

Ambos llegaron a Montevideo donde comenzaron a trabajar como dependientes de comercio. Federico de Velasco se graduó en Bachiller en Montevideo para luego ingresar en la Facultad de Medicina y Cirugía, en la que ocupó un distinguido puesto en el cuerpo médico uruguayo.

El Doctor Federico de Velasco Barañano fundó en 1910 un gran colegio para los niños con menos recursos del municipio. En su construcción y mobiliario invirtió setenta mil pesos de oro. También situó en España los títulos de rentas precisos para el mantenimiento del centro. El lugar elegido para la cesión del terreno era conocido como la Alameda de Cervantes.

El compromiso de ejecutar la obra recayó en otro laredano, Joaquín de Rucoba y Octavio de Toledo, que erigió otros edificios tan relevantes como la plaza de toros de la Malagueta, el Teatro Arriaga de Bilbao, o el Convento de las Salesas de Santander.

Nació en la Rúa del Espíritu Santo, en pleno corazón de la Puebla Vieja de Laredo, marcó sus años más jóvenes. El entonces niño, Federico, se encontró con un panorama poco halagüeño, con la pobreza, hambre y miseria como tres componentes del acontecer diario de la villa. Hecho este que marcará en el futuro su deseo de colaborar en mejorar la situación socio educativa de las gentes más desfavorecidas. Como tantos emigrantes españoles, ‘indianos’ que en América hicieron fortuna y quisieron hacer partícipe de su buena suerte a sus paisanos.

Federico de Velasco hijo predilecto de la Villa de Laredo
Federico de Velasco Barañano