Historia de Laredo

La Historia de Laredo es larga e importante de contar, su nacimiento como población se sitúa en el antiguo territorio de los cántabros coniscos, que habitaban ambas márgenes del río Asón.

En el municipio de Laredo se han localizado varios yacimientos que testimonian la presencia humana en fases tardías de la Prehistoria. También se han identificado diversos restos de estructuras como pertenecientes a un castro de época protohistórica. De época romana, sin embargo, no se ha podido verificar la presencia de un asentamiento o el paso de vía costera alguna.

La primera referencia escrita a Laredo procede de una escritura conservada en el Cartulario del monasterio de Santa María de Puerto de Santoña, fechada en el año 1068. En ésta unos vecinos de Laredo hacen entrega al cenobio santoñés de unas heredades que tenían en el templo de San Martín de Laredo y su cementerio.

Otros afirman de otra referencia escrita de la existencia de Laredo que se remonta al año 968, en la que se indica su existencia en el año 757 como poblado de pescadores.

También se hace referencia a Laredo en el Cartulario del Monasterio de Santa María del Puerto de Santoña, que data de 1068, donde se trata la entrega al monasterio de Santoña de unas heredades de la iglesia de San Martín de Laredo y su cementerio.

Patrimonio con Historia de Laredo.

Se tienen noticias como población asentada desde el siglo XII. Hasta mediados del siglo XII, la zona cantábrica peninsular se nos aparece como un espacio marginal, donde apenas hallamos centros locales con funciones urbanas. La población se organizaba en estructuras socio económicas y político administrativas muy arcaicas, sometidas a poderes señoriales, en muchos casos eclesiásticos.

La concesión de un fuero o carta de población a un centro local se considera el punto de partida de su ordenamiento jurídico; el comienzo de su historia municipal.

Historia de Laredo
Representación del puerto de Laredo en el siglo XVI

La Puebla Vieja de Laredo, su Historia.

En Cantabria, Alfonso VIII es el impulsor de la reordenación del territorio, al conceder fueros a las Cuatro Villas de la Costa de la Mar: Castro Urdiales (1163), Santander (1187), Laredo (1200) y San Vicente de la Barquera (1210).

La importancia histórica de Laredo, que se mantiene durante los siglos XIII y XVII en toda la costa cantábrica, está reflejada en su estructura urbana y especialmente en la zona que comprende la llamada “Puebla Vieja” formada por seis calles/rúas, que provienen de la fundación de Alfonso VIII, todas parten de la Iglesia de Santa María de la Asunción (estilo gótico) que van en dirección de norte a sur: rúa Mayor, San Marcial (o Carnicerías Viejas) y Santa María; y, en dirección este a oeste; San Martín, la rúa de en Medio, y la rúa Ruayusera o de abajo.

A lo largo de la Historia de Laredo, este conjunto arquitectónico alberga un valioso tesoro artístico en retablos, sepulcros, tallas y pinturas. En este sector las casonas y palacios, las torres, iglesias y conventos forman un valioso conjunto.

La Casa de Zarauz, del siglo XVIII de nobles materiales y solemnes escudos; la de los Peregrines, bella pieza arquitectónica popular; la de los Villota de mediados del siglo XVI, con precioso claustro de tipo herreriano, escueto ylimpio; y otras muchas más, como la de Hernando de Alvarado, la de los Gutiérrez Rada, la de la familia de la Hoz, la de Diego Cacho… y las Iglesias de San Francisco “actual convento de MM. Trinitarias” del siglo XVI; la románica Santa Catalina, que fue monasterio de benedictinos, y como culminación de una época gloriosa y viva de Laredo la parroquia de Santa Maria de la Asunción, bellísima edificación gótica del siglo XIII, con interesante portada de arquivoltas iconográficas.

El Desembarco en su último viaje del emperador Carlos V

Plaza del Marqués de Albaida
Plaza del Marqués de Albaida vista aérea

Dice la Historia de Laredo que la Villa, alcanzaba su apogeo entre los siglos XV y XVI, En el siglo XVI se produce un importante acontecimiento en la Villa de Laredo. El Desembarco en su último viaje del emperador Carlos V posteriormente entró en una prolongada crisis extendida durante el XVII: las guerras de la Monarquía distorsionaron las redes comerciales en el Atlántico y la recesión global contrajo la demanda de pescado. La sucesión de plagas, además, se cebó sobre una población debilitada por las carencias.

En la Guerra de los Treinta Años Laredo sufrió el despiadado ataque de una flota francesa comandada por el Arzobispo de Burdeos, que en agosto de 1639 saqueó la villa e incendió el Ayuntamiento. Descenso demográfico y contracción económica no superados hasta el XVIII, pero que no impidieron a Laredo consolidar su posición de virtual capital del Corregimiento de las Cuatro Villas: albergando su sede desde 1629 (custodiaba el Arca de las Tres Llaves) y el Regimiento de Milicias (el Bastón) a partir de 1762.

Destacable es la línea de murallas con el torreón alzado detrás del convento de San Francisco, y la puerta de Santa María, puerta del Merenillo o San Marcial, o el arco de de la puerta de San Lorenzo, conocida como puerta de Bilbao, y el edificio del Ayuntamiento, del siglo XVII, notable ejemplo de arquitectura de Corporaciones, compuesto de dos pisos con arcos de piedra de sillería.

En esta sección irás descubriendo más cosas sobre la historia de Laredo, hasta acercarnos a nuestra época más reciente, para hablar de sus momentos y personajes como Federico de Velasco entre otros.

Referencias :

Antigüedades de España, del abad Francisco de Berganza.
Tesis doctoral ROSA MARÍA DE TORO MIRANDA LA VILLA DE LAREDO EN LA EDAD MEDIA (1200-1516)
Recuerdos de La Villa de Laredo. Obra escrita en 1873 por A. Bravo y Tudela.

Fotos del Grupo de Facebook Fotos Antiguas de Personas de Laredo.

Relacionado con la Historia de Laredo

Ir arriba